¿Qué ocurriría si te atrevieras a cumplir tus propósitos de año nuevo?

¿Qué ocurriría si te atrevieras a cumplir tus propósitos de año nuevo?

¿Eres de los que se mintió diciendo que este año iría al gimnasio, sería puntual, abriría un negocio, aprendería un idioma, dejaría de fumar, comería mejor, [añada aquí su desdicha]? O mejor, ¿eres de los que cree que los propósitos son un despropósito, el año nuevo no tiene por qué condicionarte y no piensas perder el tiempo en proponerte nada? Seas de un bando o de otro, quizá te suene la palabra productividad y muy probablemente la relaciones con trabajar, pero una de sus acepciones dice así: “Capacidad de producir, ser útil o provechoso.” Centrémonos en “ser útil o provechoso“, que podría interprertarse, si nos ponemos un poco intensos, como “vivir la vida a propósito”, es decir, a propósito de una utilidad o provecho.

Bien, esto se está convirtiendo en un galimatías, así que vayamos a lo importante: ¡Tú no quieres ser un inútil! Y probablemente te gustaría que tu día tuviera más horas para poder hacer un montón de cosas, porque, como diría Virgilio, tempus fugit. Así que, ¿por qué no decides emplear tu tiempo de forma fructífera?

[Si no te he convencido, haz clic sobre cualquiera de los artículos que aparecen a la derecha en “Últimos posts”. Si te he convencido, pasa al siguiente párrafo.]

Errores comunes relacionados con los propósitos de año nuevo

Debería dejar de fumar o quiero dejar de fumarAntes de desvelar cómo puedes cumplir tus propósitos de año nuevo, es importante que sepas que un propósito no es algo que deberías hacer, es algo que quieres hacer. Esto se aplica a cualquiera de los propósitos con los que comenzaba el post: ¿Deberías dejar de fumar o quieres dejar de fumar? ¿Deberías ponerte en forma o quieres ponerte en forma? Hay un mundo entre ambas opciones, tanto es así que una representa el fracaso y otra el éxito.

No es suficiente con afirmar que tienes unos propósitos para 2016, debes tener cierto compromiso con lo que deseas lograr y agallas. Séneca decía: “Las cosas no son difíciles. Son difíciles porque no nos atrevemos”. Y le contestaba Marty McFly: “Nadie… me llama… ¡gallina!”

10 requisitos para cumplir tus propósitos de año nuevo

Claire Díaz-Ortiz en su #DesignYourDay Challenge comenta que es importante reflejar cómo quieres vivir tu año en una palabra o expresión, que ayude a plasmar cualquier área de tu vida, tanto personal como profesional. Esto sirve supuestamente para recordar más fácilmente lo que te has propuesto y tenerlo en mente. Sin embargo, yo creo que no es imprescindible, así que, dependiendo de cuánta ilusión te haga pensar en esto, puedes buscar tu palabra del año o pasar al primer requisito para lograr tus propósitos.

  • 1. Apunta todos los objetivos del año que se te ocurran, cuantas más ideas mejor. Luego seleccionarás los mejores, así que puedes escribir todo lo que quieras sin ningún tipo de filtro.
  • 2. Tacha aquellos objetivos que no sean “S-M-A-R-T” (estas siglas las propone Claire Díaz-Ortiz y significan : Specific, Measurable, Actionable, Relevant y Timely), es decir, los objetivos que queden deben ser propósitos específicos, medibles, que se puedan llevar a cabo, relevantes para ti y oportunos. Por ejemplo, no puedes pedir la paz en el mundo porque no puedes llevarla a cabo, ni proponerte ser actor/actriz de Hollywood, si ni siquiera has hecho arte dramático, porque no es oportuno. ¿Fácil, no?
  • 3. Divide tus objetivos en categorías: Salud, dinero, familia, trabajo, cultura, ocio, etc.
  • 4. Define cada propósito, es decir, cuál sería el logro medible para cada propósito. Por ejemplo, si mi propósito es “leer más”, el logro medible sería”leer 100 libros en 2016″; si mi propósito es “hacer ejercicio”, mi logro medible es “apuntarme al gimnasio e ir con frecuencia” o “bajar 5 kilos”.
  • 5. Determina cuándo cumplirás tu propósito. Si es un propósito como el de leer libros, la fecha tope será el 31 de diciembre, sin embargo, también habrá propósitos que se irán cumpliendo durante el año, por ejemplo, ahorrar los primeros meses para irte de vacaciones en verano, enviar tu currículum a distintas ofertas de empleo para conseguir cambiar de trabajo en primavera, etc.
  • 6. Divide tu objetivo por meses y semanas hasta su fecha de fin para que así descubras lo que deberías hacer cada semana y lograr finalmente tu propósito anual poco a poco. Por ejemplo, si mi logro fuera leer 100 libros en 2016, eso significa que tendría que leer ocho libros y medio al mes, es decir, unos dos libros y algunas páginas a la semana. Si al dividirlo te parece mucho y piensas que no vas a tener tiempo, puedes modificar tu logro final para adaptarlo a algo realista. Esto ocurre igual con el gimnasio, puedes decidir que tu meta para bajar 5 kilos sea ir al gimnasio tres veces a la semana, pero si te parece mucho ahora mismo, es mejor que modifiques el propósito a intentar hacer algo que vas a incumplir el primer mes.
  • 7. Cómprate una agenda para 2016 (si no la tienes ya) e incluye las horas destinadas a cada propósito a la semana. Por ejemplo, puedes incluir una hora de gimnasio los lunes y los miércoles de 19:00 a 20:00 horas, media hora de lectura todos los días de lunes a viernes de 23:00 a 24:00 horas, etc. hasta ir completando los días. Es importante tener planificado un margen, ya que puede ocurrir que un día a esa hora te surja algo, que luego tendrás que hacer en los espacios que dejes vacíos y que podemos denominar “tiempo de rescate“. Debes tener espacios en blanco todas las semanas. De esta manera, si vas siguiendo el planning, tendrás ese”tiempo de rescate” para hacer lo que quieras. Además, es importante tener estos márgenes de tiempo, ya que tu cerebro también necesita espacio sin propósitos.
  • 8. Planea cómo cumplir tus objetivos y averigua formas de tenerlos presentes en tu vida. Por ejemplo, en el caso del propósito de leer más, puedes ir colocando los libros que vas a ir leyendo en una estantería determinada, así, al verlos, sabrás qué libros te quedan por leer y recordarás tu objetivo cada vez que mires hacia esa estantería. En el caso de ir al gimnasio, puedes colocar tus zapatillas al lado de tus zapatos habituales o dejar preparada tu ropa deportiva los días que te toca ir al gimnasio. Estos trucos los decides tú.
  • 9. Evalúa regularmente si has conseguido tus objetivos semanales y mensuales. Los propósitos anuales no se consiguen si no se van cumpliendo estos objetivos a corto plazo, así que si alguna semana o mes no cumples con lo establecido, tendrás más tarea para la siguiente semana o mes.
  • 10. Usa distintas aplicaciones o sitios web que te ayuden con tus propósitos, bien porque te proponen consejos o bien porque te ayudan a que controles mejor, si estás cumpliendo con lo que te propusiste o no.

Aplicaciones recomendables según tu propósito anual

15982647309_bec75c2a46_z

  • Leer más: Si tu propósito tiene que ver con la lectura, puedes instalarte Goodreads, te permite indicar cuál es tu reto para este año y puedes ir añadiendo los libros que vayas a leyendo o quieras leer, con la reseña y valoración correspondiente.
  • Ver más películas: Para este propósito hay varias opciones buenas, yo utilizo Letterboxd, que no tiene app para móvil, pero que te permite ir registrando las películas que ves con la fecha y la valoración que les das. Además, a final de año te envían un mail con cuál ha sido al actor o actriz que más has visto o cuáles han sido las películas que más te han gustado según tu valoración (muy similar al resumen de Spotify).
  • Comer sano: En su día probé varias aplicaciones en las que podías registrar los alimentos que comías cada día y te indicaba el número de calorías que habías ingerido y otra serie de datos. Me pareció que se invertía demasiado tiempo y que lo que realmente yo quería no era saber el número de calorías, si no, comer sano. En este sentido creo que es bueno que te compres algún libro de cocina fácil o sigas algún blog cuyas recetas te parezcan posibles y adaptables a tus  habilidades en la cocina.
  • Ahorrar: Por un lado, recomiendo Fintonic, pero no considero que sirva para ahorrar, si no para estar alerta de los movimientos que ocurren en tu cuenta bancaria (por ejemplo, te avisa de esas comisiones que te cuelan, si no estás al pie del cañón). Lo que verdaderamente sirve para ahorrar es el Kakebo, un método japonés que te enseña ahorrar a base de que apuntes cuánto y en qué te gastas el dinero cada día y cuánto dinero te queda para gastar eses mes, según lo que habías establecido previamente. Si eres constante apuntando tus gastos, es realmente útil.
  • Hacer ejercicio: Supongo que las pulseras que registran tu actividad física, como las de fitbit, pueden servirte para que te sientas ilusionado con tu propósito, pero no he probado ninguna. Sí he probado apps de fitness propiamente dichas y en todas me ha parecido que se invierte más en mirar la app que en hacer ejercicio.
  • Dejar de fumar: Nunca he sido fumadora, pero sé que hay muchas aplicaciones que te indican cuántos días llevas sin fumar y cuánto te has ahorrado gracias a ello. Aquí tienes un ránking de las mejores apps que te ayudan a dejar de fumar.
  • Aprender un idioma: Quizá cuando pienses en un propósito como éste, quieras asistir a unas clases, hacer intercambios de idiomas o comprarte unos libros. Sin embargo, una aplicación que te puede ayudar con el vocabulario es Duolingo, que es la más famosa, aunque en su día me gustaron mucho las apps de inglés y francés de MosaLingua basadas en la capacidad de memorizar palabras del ser humano, tratando de recordar al principio diariamente ciertas palabras, para luego recordarlas cada cierto tiempo con el fin de que nunca cayeran en el olvido. El único francés que sé, de hecho, lo aprendí gracias a esta app.
  • Meditar: Se ha dicho por activa y por pasiva que meditar es bueno y… Estaba a punto de escribir una aplicación recomendable cuando me he dado cuenta de lo contradictorio que es meditar y usar el móvil, pero lo cierto es que yo usé una aplicación durante un tiempo que se llamaba Mindfulness y Meditación y que permitía una meditación guiada durante 5 minutos. Os recomiendo una app de este tipo para aprender, pero quizá más adelante deberíais aparcar el móvil, sobre todo si vuestro propósito para este año es tratar de reducir vuestro estrés.
  • Beber menos: Este propósito extrañaría en otros países, pero en España, tratar de beber menos cañas o dejar de frecuentar el consumo de alcohol es un objetivo que he escuchado a muchas personas y, por cierto, seguramente sea uno de los objetivos que menos se cumplen gracias a las costumbres sociales que tenemos. Una opción que ayuda mucho es complementar este objetivo con el de ahorrar, pues las cañas y los vinos siempre llevan unos pinchitos y raciones incorporadas que terminan suponiendo un gran desembolso mensual. Otra opción quizá más aterradora es utilizar alguna de las aplicaciones que se proponen en el artículo “The Best Apps for Recovering Alcoholics“. No he probado ninguna, pero si tuviera que elegir, me quedaría con Alcodroid, por su nombre y por su logo.

Y ésos son los propósitos y ésas son las aplicaciones recomendadas, si no le gustan, tengo otros…

 

Créditos de las imágenes:

Foto 1: Ivana Vasilj via Compfight cc
Foto 2: Babis Giannikakis via Compfight cc
Foto 3: State Library Victoria Collections via Compfight cc

El artículo ¿Qué ocurriría si te atrevieras a cumplir tus propósitos de año nuevo? ha sido publicado en Mis Apis Por Tus Cookies por Marta Chamorro.


Source: http://www.misapisportuscookies.com/feed/

Wonowo, el Trivago ‘made in Spain’ para viajeros colaborativos

light-road-nature-iphone-large

Que la economía colaborativa es más que una buzzword y que está aquí para quedarse lo sabe ya a estas alturas hasta los más escépticos del lugar.

Considerada por la revista Time como una de las 10 ideas que cambiarán el mundo, los números que está alcanzado este tipo de consumo hacen temblar los más sólidos pilares.

¿Quién iba a pensar hace unos años que Airbnb acabaría valiendo más que el gigante hotelero Marriott? ¿O que BlaBlaCar, la red de personas que comparten coche, superara en 2014 los 10 millones de usuarios? ¿Quién les iba a decir a los fundadores de Uber hace cinco años que su empresa acabaría estando valorada en más de 40.000 millones de dólares (y subiendo)?

Y es que hace ya algún tiempo que nuestro yo más consumista ha empezado a sacar rentabilidad a esta fórmula (nada nueva, por otro lado) de desechar intermediarios y maximizar los usos de los bienes y servicios infrautilizados, ya sea un sitio en nuestro coche, alquilar nuestra autocaravana o la habitación de invitados en nuestra casa.

Entre los motivos que han llevado al éxito de este nuevo paradigma se encuentra, por supuesto, la crisis económica, pero también la concienciación social y, por encima de todo, la tecnología. 

photo-1452269826925-82be65baa057

El boom que ha experimentado Internet, el auge de las redes sociales y la enorme penetración de los smartphones, que nos permiten acceder a cualquier plataforma aquí y ahora, ha sido, sin embargo el caldo de cultivo perfecto para la explosión de plataformas que promueven este consumo colaborativo.

Una de las últimas y que a mi, al menos me tiene conquistada, es Wonowo, una app ‘made in Spain’ que se ha convertido en el primer metabuscador para viajar con economía colaborativa que aglutina todo el sector turístico.

Sin salir de la aplicación, podemos desde buscar un viaje a Valencia compartiendo coche o mesa en tren, encontrar una habitación en la ciudad del Turia, y ya, de paso, contratar los servicios de un guía local para que nos enseñe la ciudad desde dentro o compañía para compartir una comida.

Es decir, aúnan desde un mismo sitio distintas empresas de transportes como BlaBlaCar o Amovens, de alojamiento como HomeAway o Rentalia y servicios de ocio colaborativo, quizá la parte más desconocida, como Trip4real o Beetripper.

En definitiva, y como reza su slogan, se trata de más que una cama, un hogarmás que un viaje, una experiencia donde no solo importa ahorrarte algo de dinero, que también, (de hecho, según un reciente artículo viajando de esta manera un turista se puede ahorrar hasta el 50%), alojarte o conocer una ciudad de la mano de alguien como tú o como yo.

Para conocer mejor esta novedosa plataforma que ya está dando mucho que hablar hemos hablado con sus creadores: Jesús Mora y Guillermo Contreras, dos ingenieros informáticos de 31 años que han conseguido hacer realidad el sueño del muchos turistas 3.0: poder viajar por todo el mundo sin pisar un hotel y, encima, sumando historias a la mochila. Bienvenidos a la era del turista colaborativo. Bienvenidos a Wonowo.

Más que una cama

  • ¿Cómo y por qué nació Wonowo?

La idea nació por una necesidad y una experiencia personal. Yo (Guillermo) viajaba mucho en aquel momento porque mi novia vivía en Cádiz y me pegaba con los grupos de Facebook para buscar billetes. Era una auténtica locura, entonces pensamos que había muchas posibilidades si organizábamos eso que estaba muy desorganizado. Creamos una primera aplicación que nos ha servido para testear. Después llegó Wonowo.

  • El nombre creo que tiene un origen un tanto ‘animal’. Contadme…

Sí (ríen). El nombre viene de los bonobos, los monos que comparten todo. Es el mono colaborativo, muy pacífico, sociable y que tiene rasgos humanos, entre ellos la generosidad. El nombre estaba cogido en Internet así que decidimos utilizarlo con ‘w’.

  • Lleváis solo dos meses en el mercado, ¿cómo ha sido el feedback hasta ahora?

Aunque llevamos muy poco tiempo, la respuesta que estamos recibiendo es bastante bueno y ya llevamos unas 4.000 descargas. Hemos empezado primero en aplicación móvil, primero para iPhone y luego Android. Después vendrá la parte web, que nos parece también muy importante. La idea es que podamos llevarla a cabo este año.

Guillermo y Jesús, los dos fundadores de Wonowo.

  • Sois el sueño de cualquier turista que viaja en Blablacar o que se aloja en Airbnb en vez de en hoteles, pero no sois exactamente lo mismo. ¿Cómo os definiríais?

Somos el Kayak o el Trivago del consumo colaborativo. Partimos de la idea de que una persona que usa BlaBlaCar tiene más posibilidades de acabar utilizando Airbnb o Homeaway, por eso queríamos que desde un mismo lugar y sin necesidad de buscar en páginas diferentes, el viajero tuviera la opción de transporte, alojamiento y ocio en un mismo sitio. Son tres servicios en un mismo lugar.

Lo que queremos también es que el viajero colaborativo conozca más opciones que quizá también le interesan. Una persona quizá conozca Airbnb pero no conoce otras opciones que pueden ser hasta más baratas. En el centro de toda nuestra estrategia está, por encima de todo, el usuario. De hecho hemos querido que la aplicación fuera muy usable. Ellos son nuestra máxima prioridad.

Mas que un viaje una experiecia

  • ¿Cuál es el modelo de negocio de Wonowo?

Está basado en marketing de afiliación. Como cualquier otro metabuscador al final vas dirigiendo al consumidor a su página. Y es muy importante que el usuario sepa que el precio no varía, nosotros no incrementamos el precio final. Al cliente final no le repercute. Es más, probablemente evolucionemos hacia una fórmula para que nuestro usuario pueda conseguir más ofertas a través de nosotros que si lo hiciera a través de uno de nuestros proveedores. Nuestro objetivo cuando tengamos una masa de usuarios grande intentaremos que tengan opción a conseguir los productos por menos dinero.

Una persona quizá conozca Airbnb pero no conoce otras opciones que pueden ser hasta más baratas. Ese es el objetivo de Wonowo

  • El siguiente paso a la afiliación, ¿cuál sería?

Puede que en un futuro nos interese publicidad. Sería publicidad no intrusiva. Pero para eso necesitamos aumentar la masa de usuarios, tener mucho tráfico. Sería un tipo de publicidad más inteligente. Por ejemplo, si yo sé que vas a Barcelona, te puedo contar que hay un apartamento chulo para ti, o que puedes alquilar un coche. Siempre estará orientada a que te ayudemos a completar tu viaje. Sería publicidad enfocada al usuario.

  • ¿Cuántas personas sois ahora en el equipo?

De la pata tecnológica nos ocupamos Guillermo y yo. Y en abril entró María Subinas, que se ocupa de la parte de negocio, de prensa, marketing digital y redes sociales. Estamos muy contentos con ella, está haciendo un trabajo increíble. De abril a noviembre estuvimos cerrando acuerdos con los diferentes partners pero estamos en contacto con más.

Es curioso pero nos ha sido más fácil contactar con empresas extranjeras que con empresas españolas, que lo primero que hacen es pensar que me quieren engañar, cuando nuestro modelo de negocio tiene éxito si nuestros partners tienen éxito. Si a un partner nuestro le va bien, nos va bien.

ic_iphone_alojamiento

  • ¿Cuáles son vuestros partners? ¿Tenéis previsto ampliar?

Tenemos dos tipos de clientes, por un lado son los viajeros de economía colaborativa y por otro nuestros partners, a los que ofrecemos una plataforma que les da mucha visibilidad. Ahora tenemos acuerdo con 18. De transporte tenemos acuerdo con BlaBlaCar, Amovens, truecalia, compartetren, compartemesa. En alojamiento, Roomara, Way to stay , HomeAway, HouseTrip, Rentalia y actividades, Trip4real o Beetripper, entre otras.

  • ¿Aún no habéis conseguido acuerdo con Airbnb? ¿Es vuestro objetivo para 2016?

Estamos en ello. Airbnb ahora es muy grande y no le conviene tanto quizá como a las pequeñas. Ahora tenemos poca base de negociación porque somos pequeños pero en un futuro estamos seguros de que le convendrá estar. Es algo que sucede por ejemplo en metabuscadores de viajes de avión: al final acaban entrando todas porque les interesa estar si está tu competencia. Según van entrando otras compañías, la competencia acaba queriendo estar siempre.

En nuestro caso nos pasó con Amovens, en cuanto supieron que estaba BlaBlaCar enseguida quisieron también entrar ellos. Lo que nos ha pasado ahora es que las propias compañías son las que se están poniendo en contacto con nosotros y no al revés.

“Queremos que nuestros usuarios además de viajar en coche compartido vivan una experiencia de primera mano con una persona como tú o como yo”

  • ¿Cuáles son vuestros principales pilares?

Tenemos tres pilares principales: Ahorrar tiempo, ahorrar dinero y el usuario, al que queremos dar a conocer servicios que antes no conocía. No hay nada así de momento en el mundo. Con las tres capas, no. Hay otros metabuscadores pero no son de economía colaborativa.

Nuestro eslogan es más que un viaje, una experiencia. Queremos que además de viajar se alojen y vivan una experiencia de primera mano con una persona como tú o como yo.

ic_iphone_actividad

  • ¿Qué busca el viajero colaborativo en plataformas como la vuestra?

Cuando empezamos en el mundo de la economía colaborativa creíamos que la gente lo hacía por ahorrar y no es así: muchos lo hacen por conocer gente, tener una historia que contar. Nos encontramos con la nueva figura del viajero 3.0, que lo que busca no es tanto ahorrar sino buscar experiencias.

Al final con la economía colaborativa acabas conociendo a gente que no conocerías alojándote en un hotel.

  • ¿Es Wonowo una aplicación pensada para millennials?

Es parte de nuestro target pero no nos queremos cerrar. Es cierto que es parte de nuestro público pero nos estamos dando cuenta de que la franja de edad es un poco más alta de lo que pensábamos.

Nuestro usuario está en la franja de 18 a 35 años. Quizá en el alojamiento, es más alta, 25 a 35, porque el desembolso es mayor, y en transporte algo más baja ya que la gente más joven es la que busca ahorrar en los viajes.

“La tecnología ha permitido que la barrera del miedo se supere. Algo debe de tener cuando todo el que lo prueba repite”

  • ¿Qué diferencia hay entre el viajero tradicional y el que utiliza Wonowo o Airbnb?

Primero, que está abierto a las nuevas tecnologías. Y segundo, que ha superado ciertos miedos. La principal barrera era el miedo y algo debe tener que todo el que lo prueba repite. Y si no, ahora Airbnb no sería tan grande. Con Blablacar pasa un poco lo mismo, empezó hace 3 o 4 años, la gente le decía al fundador que estaba loco.

Pero hemos asistido a un cambio de mentalidad gracias a la tecnología que hace que se fomente la confianza, los comentarios, las valoraciones… y al final confías. Yo (Guillermo) me di cuenta de que BlaBlaCar había triunfado cuando mi prima, que vive en un pueblo de Ciudad Real, vino a Madrid utilizando este servicio.

  • ¿Estamos ante el declive del turismo tradicional?

El turismo más tradicional va a seguir existiendo. Igual que hay gente que quiere vivir a una experiencia, hay otro que quiere viajar tranquilo en su coche sin compartirlo o estar tranquilo en un hotel y que se lo hagan todo. Es completamente complementario. Al final tendrán que estabilizarse las cosas pero el turismo tradicional seguirá existiendo.

photo-1448582649076-3981753123b5

  • ¿Qué lugar ocupa España en el mapa de la economía colaborativa?

España es uno de los países más colaborativos del mundo. Los datos que tenemos respecto a Europa es que ocupa el segundo lugar. De hecho, las empresas extranjeras que vienen a España dicen que nuestro país es genial para la economía colaborativa. Es cierto que ayuda nuestro carácter. Por eso también hemos decidido empezar Wonowo por España. Es un mercado para el turismo muy grande y es muy fácil expandirnos. Sería muy fácil implementar resultados de otros países, pero hemos decidido empezar por aquí porque conocemos realmente en mercado español y preferimos ir paso a paso.

Ahora estamos aumentando las ciudades que tenemos. Estamos en 150 ciudades. Las que más habitantes tenían, las más turísticas, y ahora vamos añadiendo de más a menos.

  • ¿Qué os parecen las acciones legales que algunos agentes han emprendido contra Blablacar, Cabify, Uber u otras empresas de este tipo?

Al final se acabará legislando. Pero es como poner vallas al campo. En la mayoría de las ocasiones la gente y la tecnología va por delante de las leyes. Pero será cuestión de tiempo para que se ponga orden con lo que se está haciendo. La economía colaborativa ha existido de siempre pero con el boom la gente ha empezado a poner el foco. Esa minoría ha pasado a ser una mayoría y es donde han comenzado los problemas ya que algunas empresas las han visto como una amenaza cuando no es así. El turista colaborativo busca otra cosa.

“En el sector colaborativo se acabará legislando, pero es como poner vallas al campo”

  • ¿Cómo os habéis financiado durante este tiempo?

Tenemos el capital semilla a través de Alejandro de León con la company builder Anima Ventures, al que conocimos a raíz de un concurso de startups al que nos presentamos. Acabamos de solicitar un préstamo a Enysa y nos lo han concedido, así que tenemos viabilidad para todo este año. Lo que queremos de cara a este año es ir mejorando el producto y levantar una ronda a partir de abril.

  • ¿Cuáles son vuestras prioridades para 2016?

Tenemos que generar unas métricas con el presupuesto que tenemos. Para este año nuestra prioridad es la internacionalización y aumentar el grupo de trabajo, tener por ejemplo diseño inhouse, permitir llevar a cabo ideas que tenemos por la falta de recursos. Otra es la parte web, en este tipo de aplicaciones es muy importante la comunidad. Queremos además de ser un buscador, tener una comunidad. Pero para eso necesitamos muchos recursos y en una startup tenemos que pensar en necesidades inmediatas.

ic_iphone_viaje

  • ¿Cómo ha sido vuestra estrategia de marketing en este tiempo?

No hemos realizado una gran inversión pero nos ha funcionado. Hemos hecho algo de publicidad vía redes sociales, comunicación, PR. Ahora estamos testeando canales y en función de las métricas, decidiremos invertir más fuerte en unos u otros. Queremos aprovechar la llegada de Semana Santa, invertir dinero, ver las estadísticas, y movernos para conseguir más usuarios y retención del usuario. Al final lo que queremos es que el usuario no solo llegue, sino que se quede.

  • ¿Qué ha sido lo más difícil de emprender?

Hay un problema con las startups tecnológicas en España. No se espera que ganen dinero hasta dentro de mucho tiempo, y eso es algo que mucha gente y muchos inversores no entienden. Eso ha sido difícil. Aquí en España hay que ser muy aventurero porque no es lo mismo que montar un bar, que al final depende de lo que hayas vendido. Con este tipo de startups sabes que al menos en seis meses no te vas a dedicar a ganar dinero sino a captar usuarios. Y eso que lo entienden en Silicon Valley, por supuesto, aquí cuesta entenderlo.

Somos autodidactas totales. Creo que en la universidad se deberían impartir también clases de emprendimiento o negocio. Al final tienes que ir aprendiendo en el día a día, hemos tenido que ir conociendo palabras del mundo del emprendimiento que al principio no sabíamos ni lo que significaban. Pero aquí estamos.

Pantallazo web

 

  • ¿Creéis que en España se apoya lo suficiente el emprendimiento?

La burocracia es un poco complicada al principio. Hay mucho papeleos y pagas muchísimas cosas para arrancar. Para emprender tienes que tener un colchón muy grande. De primeras no solo es que no ganes dinero sino que tienes que invertir mucho dinero.

Participamos en La Gota Maestra, la escuela de emprendimiento de ron Ritualy aunque no ganamos establecimos el contacto con Anima Ventures que es quien finalmente ha acabado invirtiendo. Queremos agradecer a Alejandro la mentalidad que ha tenido de arriesgar y confiar en nosotros. Hay gente que entiende que las startups tecnológicas no dan dinero hasta pasado un tiempo y que es importante que confíen en nosotros.

“España necesita inversores que sepan que las startups tecnológicas no van a dar beneficios desde el primer momento”

  • ¿Qué diferencia nuestro ecosistema emprendedor con el de otros países y otros entornos?

La cultura de emprendimiento. No es solo un edificio lo que nos diferencia de Silicon Valley. Necesitamos una red de inversores detrás que sepan que en seis meses o un año no te va a dar beneficios. Allí miran cuántos fracasos han tenido y cuantos más hayas tenido mejor, porque tienes más experiencia. Es otra mentalidad. El fracaso allí no existe, es una experiencia más.

  • ¿Cómo os veis dentro de un año?

Seguiremos mejorado el producto. Si dentro de 3 años tenemos un exit increíble, bienvenido será pero mientras tanto, seguiremos luchando por este proyecto en el que tanto creemos. Si mañana nos llama un gigante como Google o Facebook no le vamos a decir que no (ríen).

“En España tenemos una capacidad enorme para menospreciarnos. Aquí también hay mucho talento”

  • Vuestro caso es un claro ejemplo de que no hace falta estar en Silicon Valley para crear algo grande.

En España tenemos una capacidad enorme para menospreciarnos. Nosotros llevamos haciendo aplicaciones desde que salimos de la universidad. Vemos las cosas que hace gente de Alemania, de Estados Unidos, crees que va a ser la bomba y no es así. No creo que un universitario español sepa menos que un americano o un alemán. En España hay talento. Mucho talento.

Muchísimas gracias a los chicos de Wonowo por su tiempo para la entrevista y… muchísima suerte en vuestro proyecto 😉

Si queréis más info podéis conocerlos mejor en su web y en su blog o a través de sus perfiles en FacebookTwitter, Instagram, LinkedIn y Youtube.

Para descargaros la aplicación:

iOS

Android 

Fotos 1, 2, 8 y destacada: Unsplash









El artículo Wonowo, el Trivago ‘made in Spain’ para viajeros colaborativos ha sido publicado en Mis Apis Por Tus Cookies por Mercedes Ortiz.


Source: http://www.misapisportuscookies.com/feed/